jueves, 29 de septiembre de 2011

BASE O MASA PARA PIZZAS

Por Maite Rojo



-La masa de pan es muy parecida a la que se utiliza para hacer las bases de las pizzas, la diferencia es que a la de pizza se la añade aceite de oliva para que sea más elástica para trabajarla y que al comer resulte más gustosa.

-Según cuenta la tradición la pizza italiana tuvo su origen en las panaderías, las mujeres llevaban el pan a hornear y daban los restos o pellizcos (pizza) de masa que les quedaban después de elaborar los panes, al panadero que lo horneaba para que se lo comieran ellas con lo que tuvieran a mano, un tomate, un poco de aceite, unas hierbas... mientras esperaban que les hicieran el pan. Otras veces le daban al panadero los restos de masa con algo encima o espolvoreado con hierbas y el panadero lo horneaba, tan sabroso les parecía que con el tiempo paso a ser degustado por todos, la hacían, en un principio, con aceite tomate y hierbas, después se fueron incorporando otros ingredientes.

-La levadura tiene que ser de panadería, llamada también prensada, la química se emplea en repostería y para la elaboración de masas que al freír crecen.

-Puedes adquirir la levadura prensada en las tahonas o en la sección de refrigerados de las grandes superficies, suelen tenerla cerca del pan.

-La levadura de panadería también se vende en sobrecitos y la comercializan varias marcas, para usar la cantidad correcta es mejor seguir sus indicaciones.

-No todas las levaduras son iguales, la cantidad que hay que usar cambia de unas a otras, infórmate cuando la compres, si pones mucha levadura la masa fermentara mucho durante el reposo y crecerá en el horno mas de lo debido. Si pones poca no fermentara y no crecerá lo suficiente.



Ingredientes para cuatro personas

400 gr. de harina.
15 gr. de levadura prensada.
2 cucharadas de aceite de oliva virgen.
1 vaso escaso de agua templada.
Sal.



Modo de cocinar

Disuelve la levadura en el vaso de agua templada, que no te queden grumos ni trocitos, remuévela con una cuchara hasta que este totalmente disuelta.

Pon la harina en un bol grande, añade una cucharadita de sal y mézclala para que este bien repartida, agrega la levadura disuelta en agua y el aceite, mezcla, primero con una cuchara, y después con las manos, vuelca el contenido del bol en una superficie lisa y trabaja bien con las manos enharinadas, tiene que quedarte un masa elástica y fácil de trabajar, que notes que se puede estirar con las manos sin dificultad y no vuelve a encogerse, si te ha quedado dura añádele un poco de agua o mójate las manos con agua y sigue trabajándola un poco mas, tampoco te debe quedar muy blanda y pegajosa, si es este el caso añade un poco de harina y amásala durante unos minutos.

Cuando la masa esté preparada forma una bola con ella, colócala en un plato enharinado, haz dos cortes ligeros en forma de cruz en el centro de la superficie y cubre con un film de cocina o un paño limpio, déjala reposar una hora, como mínimo, en un sitio templado. La masa tiene que subir y aumentar su tamaño aproximadamente el doble.

Se coloca nuevamente en una superficie enharinada y se vuelve a trabajar, amasando unos minutos. Se forma una bola, se aplana y se va estirando con las manos en todas las direcciones hasta formar un disco que será la base de la pizza. Puedes dejarla más o menos fina, según te guste, al cocerse en el horno casi doblara su grosor.

Para hornearla la colocas sobre la bandeja del horno, previamente espolvoreada con harina, o engrasada con aceite, con el relleno que elijas, la metes en la parte central de horno y la dejas cocer hasta que veas los bordes tostados, alrededor de los 30 minutos, introdúcela siempre en el horno precalentado, la temperatura de cocción es a 200º.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi lista de blogs

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...