jueves, 7 de junio de 2012

RESTOS DE COSTILLAS ASADAS



Si te han quedado costillas asadas, adobadas, en salsa o a la barbacoa, y quieres aprovecharlas pero que parezcan distintas, retira los huesos y córtalas en tiritas finas o en trocitos, mézclalas con cebolleta y tomate sin piel picados muy pequeñito, añade los restos de salsa o un poco de tomate frito, remueve y ponlas en una fuente resistente al calor. Cúbrelas con salsa besamel clarita,  echa por encima abundante queso rallado y espolvoréalas con pan rallado. Mételas en el horno precalentado a 180º unos 15 minutos, o hasta que la superficie este muy dorada.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi lista de blogs

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...