miércoles, 13 de febrero de 2013

TRUCO PARA PREPARAR RODABALLO A LA GALLEGA


 
 
 
El rodaballo es un pescado de los llamados planos. No tiene escamas y su carne es blanca, firme, suave y sabrosa. La cabeza y las espinas se usan para hacer caldos y el cuerpo, cortado en trozos o entero, se cocina de diversas maneras, en guisos como la caldereta o la paella, al horno, hervido, a la plancha...
 
Aunque el salvaje es más gustoso, es caro. El de piscifactoría o el congelado son más asequibles.
 
Para hacerlo a la gallega: cuece 600 gr. de patatas cacheadas en agua con sal y laurel.
 
Haz un fumet o caldo poniendo a cocer 20 minutos 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 puerro, 1 zanahoria, todo lavado, pelado y troceado, 8 granos de pimienta negra, una rama de perejil, 2 hojas de laurel y ½ vaso de vino blanco, escúrrelo, ponlo a hervir de nuevo y cuece el rodaballo durante 4-8 minutos, según sean los trozos de gruesos.
 
Para preparar la ajada sofríe 4 dientes de ajo laminados y una guindilla (optativo) en ½ vaso de aceite de oliva, separa del fuego y añade 1 cucharada de pimentón, remueve y agrega ½ vaso del caldo de cocción del rodaballo y 2 cucharadas de vinagre.
 
Saca el pescado con una espumadera, colócalo en una fuente de servicio junto a las patatas y rocía todo con la ajada caliente.
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi lista de blogs

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...